martes, febrero 07, 2006

EL QUIZÁS

Y el caballo de la melancolía vuela de nuevo, y sentada en mi escritorio me pregunto una vez más el porqué... y vuelvo a caer en el "quizás", y vuelvo a refugiarme en la duda.
Quizás es que me cansé de ser abstracta y necesité por una vez en mi vida ser concreta. Quizás necesité que alguien me abrazara con la mirada en lugar de soñarme, que me conociera en lugar de intuirme. No, yo nunca fui lo que tú dibujaste, lo que tú escribiste, lo que tú fotografiaste. Aunque vuestras creaciones son extremadamente bellas no pueden reflejarme.
Quizás me he cansado de ser musa, quizás me he cansado de ser admirada, quizás solo quiero ser yo. Quizás me he cansado de ser inspiración, de vivir en vuestra fantasía, de ser la eterna princesa caprichosa a la que amais por sus ideales defectos y manías... la amais por ser extraña y enigmática, amais la magia, pero no la realidad.
Quizás es que a final mis ataques resultaron ser una defensa, quizás es que al final he logrado parecerme a aquello que no soy, quizás es que logré convenceros, en contra de mis verdaderos deseos, de que la soledad del alma me hace feliz.
Soy un fénix, soy un maldito fénix que muere y renace de sus cenizas una y otra vez, un fénix que no puede controlar sus impulsos de autodestrucción.Yo quería ser una reina, inquebrantable y bella espiritualmente... no lo conseguí. De todas mis creaciones la más triste he sido yo.
No quiero más bailes de máscaras, no quiero ser una estrella que brilla encima de vosotros, sinó una luz que os acompaña.
El pensamiento se vuelve tan caótico que ya no logra ser expresado con exactitud, y quizás diga muchas veces quizás porque el quizás es la única forma de acercarse a la verdad.

No hay comentarios: