sábado, febrero 25, 2006

Un Instante


Fuiste luz por un instante, fuiste sonrisa, fuiste recuerdo, fuiste don, magia, una cosa inexplicable. Por un instante te amé, por un instante fuiste sueño, por un instante pensé que sería eterno, por un instante sentí ganas de llorar de emoción, por un instante tambaleaste mi vida... pero fue solo eso, un instante de paz, un instante extraño, un instante de imaginación, de gota de lluvia, de perfecto ideal. La vida está formada de pequeños instantes, y tú fuiste uno muy bello, mentiría si dijera que por un instante no sentí conpungirse el alma dentro de mi, mentíria si dijera que no te creí cierto, mentiría si dijera que por un instante no fuiste un secreto incofesable, mentiría si dijera que no caí una vez más rendida a tus pies. Fuiste duda y desconcierto, explosión de sentimiento y desesperación infantil, volatilidad y belleza en estado puro, un instante claro, un instante fragil que me transmitió fuerza y me dió vida. Te pensé, te imaginé, te busqué en mi subconsciente y me enamoré de ti, así de rápido, así de ilógico, así de verdadero. Y por un instante escuché tu silencio, aquel que decía"te veo sin mirarte"y deseé egoístamente robar tu alma, hacerla mía aunque solo fuera por un instante, dejar que mis labios buscaran la respuesta en los tuyos, sentirte cerca, sentirte dentro, abrazarme por un fugaz instante a tu alma... y lo hice, y decubrí la tierra de Oz, y contemplé la estrella fugaz, y saboreé la manzana del pecado original, y pedí un deseo mientras lanzaba la moneda a la fuente del destino... por un instante fuiste mío, por un instante fui tuya, por un instante el orden y el equilibrio se congragaron y se juraron amor eterno, te abracé y tu me acunaste en tu fantasía...y mentiría si dijera que por un instante no creí en un dios, y mentiría si dijera que por un instante no pensé verdaderamente que eras un ángel. No obstante solo fue eso, un instante, maravilloso, inolvidable, pero solo un instante... perfecto, intransferible, intenso, tan inexpresable como la fluidez de emociones, parecido a un veneno dulce que se extendió por mi mente y logró ser bálsamo para mi espíritu. Por un instante pude renacer, por un instante logré apartar el miedo, por un instante rocé el cielo con mis dedos, por un instante no necesité mentiras ni bailes de máscaras... porque no fui princesa, fui reina, porque no fui rara, fui especial. Ahora que tengo la eternidad en mis manos sé que fue solo un instante... pero por ese instante, por ese solo instante, te doy mi vida.

1 comentario:

riodelagrimas dijo...

Llueven almas del cielo o tan solo soy yo que siento caer las gotas de lluvia cuando no llueve... tan solo sé que soy feliz