miércoles, octubre 18, 2006

A menudo la lluvia del azar enmaraña nuestro pelo, pero... ¿y lo bien que nos lo pasamos?


Mi princesa no tiene corona, no es una persona de sangre azulada. No vive en absurdos relatos de hadas, hace vida insana y de noche se vuelve tan republicana... no tiene castillo, y no duerme en sábanas de seda blanca. Mi princesa no tiene lacayos, no cambia unos callos por platos diseño, dejó su niñez en la casa de empeños, y tiene su reino en el jardín que hay entre sus piernas. Cual Juana la loca, se pierde en los excesos que a veces salen de mi boca. Tiene un baúl lleno de secretos inconfesables, a veces bebe y comprende más de lo que debería, y a menudo ni dice lo que piensa ni piensa lo que dice... pero no tiene malícia, mi princesa señores, jamás presentó las notícias.
Mi princesa no da en noche buena discurso en la cena, no sale en los sellos, no entrega trofeos, le pierde el perfume letal del deseo... y no hay quien la ate, no precisa a papá ni a mamá para dar jaque mate. Le gusta pasear conmigo por las calles mientras sentimos que nos comémos el mundo, y le divierte el surrealismo tanto como a mí. Mi princesa tiene una hipoteca, algún que otro sueño imcumplido y un curro basura. No tiene un Velázquez entre sus pinturas y frecuenta garitos donde siempre hay más ranas que principitos. Le sobra nobleza, aunque nadie se incline a sus pies y la trate de alteza. Cuando estamos solas se pasa por el forro tanto protocolo, no tiene avaricia, mi princesa señores jamás presentó las noticias.... pero es mi princesa.

Por estar aquí, y ahí y ahí... por ser una brújula que no indica el norte, sino algo mucho más interesante. Por hacerme reir, por hacerme llorar, porque no puedo recordar un solo día en el que no me hayas dado un abrazo. Por ser un paraje que no me canso nunca de descubrir, por convertir tu casa en un barco para que navegue el sueño solo por mí... Por ser confidente, hermana y a veces hasta madre. Por ser Hada Madrina, Pepito Grillo, y Campanilla... por no soltar mi mano cuando me tiro por la madriguera de conejos que no sé adonde conduce... porque nunca te importó caminar a mi lado a oscuras y sin saber a donde vamos, por amarme por lo que soy y llevar tan bien un trabajo tan difícil como lo es cuidar de mí, de mis arrebatos y mis desniveles... por darme tu abrigo cuando salgo a la calle en manga corta (sí, ya sé que debo cojer la chaqueta, ya me lo has dicho, pero soy una irresponsable...)... porque podemos arrancarnos la cabeza mil veces sin dudar que nos queremos... sencillamente... por todo.

PD: Che boluda! ¿Qué decís? Yo siempre os amo más que vos a mí... ¿quereis casaros conmigo? Maldito el día en que me sentaron al lado de vos en aquel instituto...

6 comentarios:

Meiga, Ana... tuya... dijo...

¿Pero qué desís, boluda? A vos te parecé normal poner este tipo de fotografías mías... che! tenés suerte que xo no puedo colgar fotos tuxas, sino... te podrías andar cagando... Jeje...
No sé exactamente a quién debo dar las gracias por encontrarte un día hace ya más de seis años en aquel instituto... seguro que a mis amadas Meigas... y Julietas...
Gracias, gracias y mil gracias una vez más por todas esas palabras de cariño... mejor aún, de amor.
¡¡Eres mi pelotuda por excelencia!!

Gracias por dejarme compartir tu evolución y estar siempre presente para ver la mía.
Aunque cabe decir que has sido la principal promotora de las grandes locuras de mi vida (¡entre ellas independizarnos juntas! ¡¿A quién se le ocurriría tan terrible idea?!).
En fin... por eso y mucho más, te amo!

Freyja dijo...

me encanto llegar aqui, ademas eres super para contar y escribir
gracias por tus saludos en Sucesos
te dejo besitos y deseo que estes muy bien



besos y sueños

cieloazzul dijo...

ande pues!!
que un reino asi siempre merece Respeto y buenos deseos...
cariños:)

Oceanida dijo...

Eso que acabas de escribir es algo invalorable.

Un abrazo Princesa!!

Y otro para ti Favole, gracias por estas letras y tu corazon tan ...corazon.

Alex dijo...

"(¡entre ellas independizarnos juntas! ¡¿A quién se le ocurriría tan terrible idea?!)"

Pues al alcohol que nos bebimos una cálida noche de verano! Él tuvo la culpa de "engañarnos" con sus grados etílicos, jeje!

Aix, mis niñas... cuántos os aodoro. Porque se que sabeis cuanto os quiero (y ahora no vale preguntar que a quien más, que os veo venir!)

En fin, princesas de un cuento de piratones, cuidaros muchos, nos vemos cerca del sueeeelo!!

Cazadora de almas dijo...

Maravilloso! Felicidades por un amor asi!

Besitos!