domingo, marzo 25, 2007

Onírica Lágrima Lunar

Soñando cabeza abajo...percibiendo esa magia que la enamora, que la mantiene en vuelo, esa fuerza que carece de porqués, que no entiende de límites. Los ángeles lo bautizaron como don celestial, los demonios lo describen como tormento infernal...los mortales, lo llaman amor.
En otras palabras: Encant(H)ada, Hechiza(H)ada, Enamora(H)ada


Cabeza abajo, dejando que la fantasía sangre hasta desbordarse, anhelando un calor al que de alguna forma se ha hecho adicta, del que de alguna forma ya no puede prescindir. Muchas fueron las veces que escuchó que debía crecer, que debía abandonar el mundo de la ilusión para siempre...pero no pudo, no pudo sentarse y llorar, no pudo sentarse y conformarse, aceptar que las cosas son "así". Su alma no pudo dejar de creer... sin que se diera cuanta la fe anidó en sus adentros, y en secreto hiló con ternura un tapiz de estrellas que la guareció del frío . Hubo un día en que creyó que jamás volvería a sentir que tenía alas, hubo un día en que la luna se hizo tan triste y amarga que ya solo podía contemplarla y esbozar una sonrisa. En sueños lloraba, pero cuando amanecía sus ojos volvían a secarse, y el olvido fue calando hondo hasta que ya no quedó nada que mereciera la pena ser salvado... Solo lo divino puede comprender el sonido atronador del alma al ser herida, solo lo intangible puede explicar sin palabras lo que es sentir que te inunda el vacío, la incapacidad de sentir, la incapacidad de concretizar...así que aprendió a soñar de nuevo, a ser feliz mientras dormía, a construir aquel reino inquebrantable que su alma había deseado desde que tenía uso de razón.Los científicos hablan de un curioso desajuste psicológico llamado: "El síndrome de Peter Pan"...menos mal que, todavía, no he tenido el placer de encontrarme con alguno de ellos. ;) Y si algún día decido crecer, o se me escucha decir que nada tiene solución...si decido encajar, si cedo al angustioso y temible "no puedo más y aquí me quedo"...por mi bien, ¡¡¡soliciten ayuda!!! Porque me habré vuelto loca :)

Y de pronto volví a ver las cosas claras, después de todo la claridad tan solo consiste en una acertazada distribución de las luces y la sombras.
Abriendo los ojos ví el sueño convertido en realidad, la realidad en sueño, pues ya sea por casualidad o por destino, (y aunque aquello que llamamos certeza nos indique lo contrário), las bendiciones existen...y, a veces, sin saber como ni porqué, alguna de ellas se cruza en nuestro camino y nos hace brillar con mucha fuerza. Revive todo aquello que creíamos muerto, deja nuestros pilares en "jaque" y nos estremece con una de sus magneticas sonrisas.
Intenso y bello momento el que vivimos cuando de pronto una estrella pasa a recojernos y nos envuelve con su luz. Y es que la racionalidad ignora la magia del sentirse en el camino correcto, nos aprisona en nuestro propio latir, en nuestras dudas, en nuestro pasado... menos mal que el corazón sabe reconocer el brillo de las estrellas, y acelerándose no nos permite que las dejemos escapar.
Es el sentimiento el que debora a la duda... no la acepta...esta vez no.

Mi carrusel se ha puesto en marcha de nuevo...que extraño, hacía tanto que no me levantaba a darle cuerda...sin embargo gira y gira...aprendió a hacerlo solo, feliz se sacude el polvo que lo cubría. Y vuelvo a escuchar una dulce melodía que me eleva...definitivamente me quedo a vivir en la luna, definitivamente me gusta su tacto de terciopelo, su sabor a romanticismo, su olor a imposible, su inestabilidad, su fuerza, su fragilidad...la libertad que emana de su interior y que me hace sentir viva. Hechizada, embriagada por una mirada celeste que penetra en el santuario del sueño, que lo hace tangible, que me permite abrazarlo y al que ya no puedo evitar abrazar. He visto noches sin estrellas, claro que las he visto...pero entre las plumas de las alas de un ángel he recordado que no me gustan, que no las quiero...que ponga la resistencia que ponga se esfuman sin más, como el miedo, como todo aquello que maté incluso antes de que naciera.
Un bello traje compuesto por astros, pequeños, imperceptibles...únicos...un traje nocturno con el que se puede navegar por el firmamento.


Y en aquel lugar que se encuentra entre el sueño y la vigía, paseando por mis cavidades, logró arrancar la más dolorosa espina, la más agridulce lágrima que mi subconsciente había conservado. Por parajes oníricos me hizo llorar... no pude sentir indiferencia... contemplé aquel navío, aquella playa vacía, aquella flor de invierno, aquel silencio... Y comprendí que todo sucede por alguna razón, aunque la ignoremos, está en nuestro destino. Yo había encontrado la razón ( tal vez no la había perdido, tal vez nunca la tuve...)
Lágrima, lágrima lunar y onírica, que me hizo recordar, que me hizo revivir y me dió de nuevo esperanza. En la sutilidad de sus formas volví a creer, en la magia inexpresable que emanaba de sus ojos volví a descansar, a perderme, a metamorfosearme hasta superar mis expectativas. Me fundió, en un instante, en un abrazo, pude volver a ser simplemente alma,simplemente sueño, simplemente ilusión... y dormida pronuncié aquello que creí que jamás volvería a pronunciar, aquello que tememos obiar, que nos sacude por dentro y nos desordena hasta desesperarnos...aquello que nos entrega, que nos hace volver a leer lo que acabamos de escribir y sonreir...
Porque todo lo que habla de amor se empieza sin saber que se va a decir y se acaba sin saber que se ha dicho... y adoro cuando es mi alma la que escribe, y agradezco no haber cerrado jamás mi ventana.
Tal vez me he heho adicta a ver un rostro dulce cuando despierto...tal vez ya no puedo prescindir de esa voz que me sonrie y dice: "¿Café?"

Posted by Picasa

martes, marzo 13, 2007

Alicia expulsada al Pais de las Maravillas

Perdida en un lienzo que se emborrona, en una realidad que se desvanece, que se diluye en la noche como aquel silencio que había aprendido a comprender, a amar...lo había integrado en su particular Pais de las Maravillas, lo había hecho suyo hasta fundirse con él... fragilidad, ambigua seguridad, la sensación de flotar y vivir un sueño, la ansiada locura de la lucidez, que nos evade, nos confunde y nos pierde...pero siempre, siempre, nos acaba encontrando. ¿Qué hay de cierto en todo lo que nos rodea? ¿Acaso hay algo más al margen de lo que sentimos y reconocemos como verdad? Sonrisas, lágrimas, melancolía...todo forma un tapiz de estrellas que a menudo nos empeñamos en unir, en mezclar, hasta que ya no logra apreciarse la luz que caracterizaba a cada una de ellas.
Alicia solía decir que en su mundo todo sería un disparate, que en su mundo todo sería lo que no es... pero a través del espejo comprendió que todo era ya un disparate, que todo era lo que era, y que el concepto de maravilla era distinto para todos los seres...así que decidió que su conejo blanco sería verde, en lugar de perseguir el tiempo perseguiría la esperanza...después de todo nunca creyó en las maravillas, siempre conservó la fe de que las cosas podían ser un poco mejores de lo que eran, y siempre mantuvo la ilusión de pensar que el nueve era un seis que, mirando las cosas del revés, se había superado a sí mismo.

Así que encendió de nuevo la vela, esta vez en color azul...la luz que trae en su regazo paz, que nos centra y nos guia a través de nuestros laberintos de recuerdos... Y como una niña perdida en el bosque imaginó de soslayo aquel reino, aquel en que los seres jugaban a dominar el azar...y no sintió miedo, sino fascinación. Su estrella, la suya, seguía alumbrando su interior...y esa magia sería eterna, inamovible y cierta, hasta el fin de los tiempos, o hasta que el tiempo dejara de ser tiempo para convertirse de nuevo en lo que siempre fue...un astro bello y fugaz que nos deslumbra, que nos eleva,que nos acerca al cielo y nos descubre la profundidad del mar, su lenguaje efímero y amazónico, indomable y dulce a la vez...que en su Pais de las Maravillas el agua era su navío, y su traje...y nadie más podía vestirlo.
Comprendió que la tarea de todas las Reinas de corazones era muy complicada, pues cuesta gobernar un mundo invadido de emociones que fluyen, que nos arrollan, que no se estancan, que se contradicen hasta alcanzar la perfección, que se desbordan hasta desbordarnos... ¿Cómo impartir justicia y racionalidad a todo aquello que sentimos, a todo aquello que anhelamos....?
Alicia no era todavía una reina, pero de haberlo sido hubiera entendido que las reinas no gobiernan a los corazones, si no que son los corazones los que gobiernan a sus reinas.



Y volviendo a dormirse fue expulsada una vez más al Pais de las Maravillas, donde hoy es siempre todavía, donde la cabeza le ardía hasta convertirse en fuego creador, en llamas, en hogueras que piden ser alimentadas por la fantasia, aún a riesgo de que, en un impulso de lujuria, se descontrolen, se desubiquen...allí...donde las mejores miradas se aprecian solo con los ojos cerrados...bajo la cascada de sueños...allí... donde muere la razón y la imaginación le sangra...donde la luna se convierte en un gato que canta y sonríe, que le indica el camino hacia la espiral de posibilidades...donde puede sentirse grande y pequeña...allí...donde Alicia no se atrevió jamás a llegar, o donde, cegada por la Maravilla, no fue capaz de quedarse.


PD:¡¡¡FELIZ NO CUMPLEAÑOS!!!
Posted by Picasa

martes, marzo 06, 2007

PERMANENTE ESTADO DE CRISÁLIDA

Ante todo no tengo suficientes formas de expresar el profundo agradecimiento que os proceso por tantas bellas huellas que habeis ido dejando en forma de palabras... no sé si será por el cambio climático pero me veo incapaz de sentir frío en estas tierras (cuanto calor reconfortante... ¿y todo es para mí? Soy francamente afortunada :) Infintas gracias a todos... No he desaparecido, tan solo he dejado que el viento me meciera un rato en el don del suspense... Pero aquí estoy de nuevo, aquí...donde no pretendo ser verdad ni mentira, si no tan solo ilusión... ¡¡¡Besos y sueños!!!

Vuelos refrenados por ese proceso que llamamos madurez, eclipses de luna filtrados a través de una mirada, que hace que sean más brillantes, más enigmáticos, más mágicos... Tras largas divagaciones sobre el ser o no ser la conclusión bajo la lluvia es la misma de siempre...bajo cada paraguas hay un infinito y profundo mar de lágrimas que vale la pena descubrir. Y vuelvo a sorprenderme a mí misma retocando esquemas, haciendo lo imposible por encajar las piezas de este puzzle que llamamos vida. Yo, que siempre me jacté de saber a donde iva, yo, que establecí mil veces los parámetros de lo que era...vuelvo a sorprenderme suspirando en la noche...supongo que hay cosas que nunca cambian. Y la niña que fui intenta decirme algo, me mira con reproche, con severidad...hay algo que no funciona, hay algo que no he hecho bien...pero no importa, mi subconsciente volverá a hacer el proceso por mí, siempre lo hace, trabaja en silencio y guarda el secreto hasta el último momento, y un buen dia me sorprende con un cambio, con un rayo de sol, con una sonrisa... y de nuevo me salva, he vuelto a la orilla, y la tempestad ha terminado, sin saber muy bien cómo, sin saber muy bien cuál ha sido mi legado.

Y el mundo, que siempre fue grande y pequeño a la vez, me sigue pidiéndo que despliegue las alas, que lo recorra, que me pierda en su magia, que intente entenderlo... y busco islas perdidas de nuevo, tesoros enterrados bajo el polvo del tiempo, mapas capaces de conducirme a todo aquello que me queda por descubrir... Y hay tanta luz de nuevo,tantas estrellas,tantos sueños ocultos tras las nubes del pasado.Puede que sea verdad, sigo temiendo convertirme en mariposa...no, aún no, aún no es el momento...sigo prefiriendo ser la dueña de mi silencio que la esclava de mis palabras, me gusta jugar, ganar, perder y seguir jugando...que siempre me he considerado una aprendiz de todo y no veo el dia en que me toque ser maestra. Hace poco escuché decir a un Pirata que los deseos que no pedimos también pueden hacerse realidad...y si, puede que sea eso, puede que se haya cumplido alguno de los deseos que nunca pedí... Sea como sea en estos últimos tiempos de alguna forma he cambiado mi visión de las cosas, y he vuelto a creer en chispas de magia que tenía olvidadas...o al menos eso creía yo...y me equivocaba, una vez más me equivocaba...creo firmemente que jamás dejaré de sorprenderme. Escondida en lejanas tierras he olvidado el concepto de tiempo, tras las aguas cristalinas del pensamiento yace una vez más una profundidad que me supedita, que me enamora, que me pierde y me encuentra, que es capaz de acallar la voz de la razón y del miedo con uno de susurros, con uno de sus aleteos de fantasía...

No... aún no, aún no quiero ser mariposa, me gusta mantenerme en el estado de crisálida que resguarda esas alas que algún dia serán eternamente bellas e inquebrantables... pero no será hoy, hoy no...que después de todo puede que sea verdad...nunca cerré mi ventana...sigo esperando que Peter Pan venga a buscarme, y no, no me canso de mirar eclipses de luna, no me canso de vivir aventuras, ni de sentirme Sirena, ni de presenciar reuniones de Brujas, ni de beber con Piratas, ni de perderme en los bosques... que quiero el cuento entero, con todos sus elementos... y que, algún día, el ser humano comprenderá que necesita de la Magia...y cuando ese día llegue...estaremos aquí.

Posted by Picasa