martes, octubre 06, 2009

INSOMNE

Insomnio… se pasaba las noches oteando el horizonte, intentaba ver si lo que un día creyó que iba a ser llegaba de pronto entre las olas. Buscando su navío de ilusión, o a veces echándolo de menos. Como una eterna Penélope que permanece inmóvil en la orilla de lo incalibrable…sin querer hablar, sin querer decidir o tomar una elección.
Hubo un día en que supo a donde iba, o creyó saberlo…ahora en cambio pensaba que en realidad ella nunca quiso ir a ningún lugar…lo que quiso fue quedarse.
El mundo seguía siendo igual de grande…solo que con menos alicientes… y su principal problema seguía siendo el mismo: casi todo le acababa aburriendo. Las personas, los lugares, el orden, la monotonía… la atadura necesaria a la estabilidad y la razón.
Nunca creyó que debiera aprender a llorar o reír con un motivo… a veces le gustaba hacerlo porque sí, a veces le gustaba no poder explicarlo.
Se alejaba de ese mundo que concebía la vida tan solo como control, obligación y servidumbre. Prefería obedecer a sus propias leyes, aunque estas fueran a veces contradictorias y aunque ello conllevara soñar de nuevo en soledad
.


Se alimentaba de libertad, y de melancolía también… y por alguna razón, que creo adivinar, se rodeó siempre de un escudo inquebrantable de fuerza.
Sentía que hacía años perdió algo muy valioso…nunca supo muy bien de que se trataba…algo que amaba por encima de todo…quizás una parte de su esperanza…y no se cansaba de buscarla.
Los años pasaban, y con el tiempo casi todos se fueron durmiendo…perfecta metáfora…efectivamente así fue… todos se fueron durmiendo, fatigados de tanta realidad, de tanto sinsentido.
Tan solo unos pocos, entre los que se encontraba ella, desarrollaron una extraña enfermedad llamada INSOMNIO, de la que no podrían acabar de desprenderse jamás. Los síntomas de dicha dolencia eran la incertidumbre, el sangrado de la imaginación, la necesidad de robarle tiempo al tiempo, el miedo a lo finito, la exasperante incapacidad de dar tregua a los sentidos, que imperan por encima de todas las cosas y que permanecen latentes esperando una chispa creadora en medio de la noche.
Y es que el cuerpo se fatiga y se rinde, pero las Magia no. Como decía Michael Ende: “La imaginación es la mejor amiga y la peor enemiga del hombre”, y no posee dueño, amartillea sus curiosos barrotes pidiendo a gritos salir, clama por su libertad de una manera tan férrea que resulta imposible no obedecer su voluntad.
Surge en el lugar más inesperado, en la hora más intempestiva y no responde a ningún tipo de ley que reconocemos como mortal.


¡Oh, fuerza inexorable!… ¿A cuántos habrás arrollado en tu ímpetu?, ¿Cuántos habrán intentado en vano mantenerte en el silencio de sus cabezas? Y a los que lo consiguieron los castigaste, devorándolos por dentro, robándoles la cordura, convirtiéndolos en tus esclavos. ¿Cuántos murieron envenenados de fantasía incapaces de distinguir ya lo real de lo imaginario?, ¿ A cuántos, en silencio, robaste la voluntad , convirtiéndolos en agua estancada, en labios sellados, en energía incapaz de fluir y ser expresada?
Y lo más fuertes consiguieron quedarse a vivir en el filo del delirio. A esos…a esos besaste con tu gracia… a los que comprendieron la complejidad y los matices de la libertad, a los que entendieron que no hay nada de sublime en ser un cuerdo o un loco, una sonrisa o una lágrima…sino que el verdadero reto es ser ambas cosas a la vez y seguir siendo capaz de dilucidar.
Los condenaste a vivir la mitad del día y la mitad de la noche, contemplaron más anocheceres y más amaneceres que todos los demás…aquellos, aquellos que se habían dormido…
Les otorgaste tu don, el más poderoso y el más peligroso…
La capacidad de intentar cambiar las cosas.
Posted by Picasa

8 comentarios:

Oceanida dijo...

Y en eso estamos.
Que texto mas bonito. Me encanto la primera parte, aun a veces, sigo siendo como la protagonista de tu texto, y no me importa.

Un abrazo enorme mi magica amiga.

yole dijo...

Estoy con Oceánida...que me ha "robado" el comentario con sus letras...No creo que haya ningún don peligroso si viene de ti, siendo tú quien siempre lo concedes con tu sonrisa, sirena.

Beso.

MentesSueltas dijo...

Hola, no queria dejar de pasar a saludar.
Estoy con falta de tiempo por trabajo.


Te abrazo con el cariño de siempre
MentesSueltas

Oski dijo...

Aunque a veces el intento no sirva de mucho y exaspere llevándote a pensar en la rendición.

Yo cuando no duermo o no puedo dormir tengo dos opciones y ninguna de ellas es escribir: o estoy insoportable/o estoy demasiado cariñoso.

La a conlleva largas reflexiones filósoficas y apasionados debates vía msn sobre el sentido de la vida, como si yo fuera alguien para juzgar a donde vamos o de donde venimos...

La b conlleva aguantar mis abrazos.

No sé combinar ambas y llegar a un punto intermedio, ni siquiera llego a imaginarlo.

Y en cuanto a la imaginación, yo tengo mucha, es cierto, pero cada vez me cuesta más plasmarla en un papel, quizás porque no quiere salir de mi cabeza o porque está buscando a otra habitante de este ancho mundo para compartirla. Quizás me fugue con Penélope, que den por saco a Ulises...

Un abrazo.

MentesSueltas dijo...

Favole, me impacto leerte con mas tiempo y reflexionando... hermoso texto.

Te abrazo amiga.
MentesSueltas

Anónimo dijo...

Importante: Busca microchip-666 y plan de exterminio mundial.

cieloazzul dijo...

Que maravilla de texto amiga preciosa!
tenía muchos dias de no poder venir a retozar entre tus letras y mira, me encuentro con éstas líneas que me han sido como un espejo donde mirarme y sentir-me.
Te abrazo mi linda!
te quiero siempre!!!

tormenta del mar dijo...

Favole, reina de las hadas y los duendes, sufro de la misma enfermedad que la protagonista de tu texto.
Bello mi reina! Como todo lo que escribes y gracias por tu cariño de siempre. Sigo empujando mi tristeza pero no me rindo!
Besos de hada!