jueves, septiembre 20, 2012

Adara, la Tejedora de Sueños y Relatos


Adara (como todos los seres complejos) es varias cosas a la vez. Para los científicos es la segunda estrella más brillante de la constelación “Canis Major”, para los Persas “la adoradora del Dios del fuego”, para los Celtas una “doncella guerrera” y para los marineros una estrella guía. Pero si hay algo que Adara es, por encima de todas estas cosas, es una Tejedora de relatos. Le gusta hilarlos por la noche, cuando la ciudad duerme y los sueños salen a pasear por las calles.

Hay sueños grandes y sueños pequeñitos. Algunos son brillantes y otros son tan oscuros que se asemejan más a pesadillas que a sueños. Pero ella presta atención a todo, melodías y ruidos, como una niña que no se ha cansado de maravillarse, como un suspiro de fe, como ese impulso inocente de querer más pero distinto, como una brújula sin norte... en fin, como lo que es.
Ella sabe que algunos se hayan ocultos en los labios de ciertos vagamundos, y que esta clase de sueños suelen ser los más ciertos y los más poderosos. Quizás por eso nunca duda en sentarse en el suelo con el cielo y la mente abiertos y escuchar… y digo escuchar porque para las personas como Adara hablar es un asunto más complicado. En su defensa diremos que  las preguntas que le formula su cabeza casi siempre son retóricas, y de todo menos sencillas.
Y es que ser Tejedora de relatos a veces implica no atender a razones, solo a pálpitos. Y ella hila, hila e hila…y claro, a menudo acaba con una madeja extraña de sentimientos que ni ella misma sería capaz de comprender o desenredar.
 La prudencia, la contención, la desconfianza y Adara casi nunca juegan en el mismo equipo. Esto la expone a muchos peligros porque a veces le cuesta distinguir un beso de un mordisco.
Su musa es un tanto inconstante y su fantasía siempre alterna entre el sentido y el sinsentido.
Hay que aclarar en cuanto a los mencionados relatos que no todos los consigue escribir, claro está. De hecho hay instantes en que Adara, de haber podido plasmar sobre un folio ciertas cosas, no lo hubiera hecho. A veces reconoce viejos sentimientos corriendo por los callejones y descubre nuevas decepciones a cada paso que da.
Jamás deja constancia de ciertos vacíos que congelan el alma, por respeto a la Magia en general, y a su mundo en particular. 
Hay noches de Luna llena en que la búsqueda de ilusiones no resulta satisfactoria. Otras en cambio Adara teje y teje sin parar, hasta que le duelen los dedos de sujetar las agujas… y cada puntada es un Canto de Cisne, una caracola, un reloj de arena, un catalejo, un beso mágico, una fortaleza inquebrantable, una cabaña en el bosque, un hechizo, una antigua y misteriosa rana, un lenguaje secreto, un cofre para el que no existe la llave, una aventura... o cualquier cosa que se le ocurra.
En definitiva, así es: Adara tiene aun muchos cuentos inacabados, pero solo uno que nunca quiso que acabara.  Apostará fuerte mientras pueda, porque escribirle no es estar con él, pero se parece a estar con alguien que se le parece.
Podríamos decir que no la han criado los Lobos, pero sí ha crecido entre ellos. Sabe que el olvido siempre se acuerda de nosotros, sabe que existen sobre la tierra ciertos antídotos que acaban por desquiciarnos el corazón. Ha conocido tantas versiones de la  verdad que ya no sabe que mentira creerse. Y cuando le puede la nostalgia piensa en aquellos días en que era  impensable para ella que la gente pudiera hacer promesas sin la mínima intención de cumplirlas.
Sin embargo, pese a estas sombras, se siente muy agradecida de haberle encontrado en un mundo tan extraño, donde tantas cosas parecen depender del azar.
Le gusta lo que hace, le gusta todo el material que la envuelve y que aún está por cobrar forma.
Y es que Adara se ha tejido un corazón, suave y resbaladizo…un corazón de seda que, una noche, se convertirá en Mariposa.

32 comentarios:

Manuel María Torres Rojas dijo...

¡La lenta tarea de los que aman con infinita paciencia! Me gusta tu escritura, niña Musa de mis musas...Besos aplicados

Otto dijo...

estamos faltos de musas y de sueños, así que llegar aquí para conocer a adara es algo estupendo. Tejedora como la fiel penélope, entusiasmada con su labor...se merece hoy más que nunca que se cumplan las promesas que le hicieron, para hacer honor a la verdad.

Nerea Riveiro dijo...

¿Eso lo haces tu sola? ¿Coses de verdad? Me ha gustado tu blog. Te seguiré. ¡Un besazo enorme! :)

María dijo...

Gracias por dejar tu huella en mi blog, Favole, me gusta tu manera de transmitir, me quedo viendo otras entradas.

Un beso.

ely dijo...

¡Qué alegría más grande tenerte de vuelta! Mi tejedora de sueños y hacedora de esperanzas. Mi hada madrina que tan solo con la magia de las palabras eres capaz de cambiar mis sombras por luces. Eres preciosa por dentro yo divina por fuera. Maravillosa Adara, casi tanto como tú. Gracias por todo lo que me regalas, por tu cariño y por tus palabras llenas de energía. Te quiero un montòn. Un abrazo de los que ahogan de tanto cariño que lleva envuelto.

Danny dijo...

El mundo siempre será mágico mientras exista gente que se dedique a tejer sueños. Haces que merezca la pena soportar todo el inevitable ruido de fondo que nos envuelve.

Adara hace bien en prestar atención a todo, pero cada segundo en que presta atención al ruido, son bordados que se retrasan o, en el peor de los casos, nunca llegan.

Gracias por haberle hecho un traje de sueños a mi alma.

sofya dijo...

Una entrada que llena de esperanza el vacío generalizado que estamos viviendo,muy bonita Favole. Gracias por ayudarnos con tu escritura.
Un beso

Sofía dijo...

Tejedora de relatos, de historias y de sueños. Sin duda creo que aquel corazón se convertirá en mariposa y volará tan alto como cada palabra escrita.

Agradezco que hayas dejado tus huellas en mi blog, ya que ha sido una grata sorpresa.

Saludos!

P dijo...

Un regreso por todo lo alto, como la promesa de mariposa. Las fotos son estupendas y reflejan exactamente lo que cuentas en el texto. NO eres tejedora, eres "La Tejedora" y que sigan fluyendo las puntadas, esas que nos llenan de imaginación. Me encantó. No te pierdo la pista Guapa¡¡.
Un beso enorme.

María dijo...

Hola, Favole:

Gracias por dejar tu comentario en mi blog, que me da la mano hasta llegar a tu blog, y me quedo, con tu permiso, entre él para descubrir tu bella manera de transmitir.

Un beso.

Mica dijo...

es muy dulce el relato, de verdad me gusto mucho, me parecio uno de los cuentas que escuchaba cuando era niña, sobre todo me encanto el final, quizas con cada accion con cada acto, con cada cosa que hacemos, intentamos cocer poco a poquito nuestro corazon! gracias por tu comentario!

Alicia Fernández dijo...

Una entrada genial favole. Una tejedora de cuentos extraordinaria. Me quedo por aqui. Abrazos

Verónica C. dijo...

Vengo con prisas, ya sabes, recién llegada, pero volveré para leerte con toda la calma y cariño que mereces :)

Besos!!!

Carlos dijo...

De pequeño jugaba a trazar líneas que unieran las estrellas en busca del dibujo secreto, que nunca lograba averiguar porque siempre surgía una estrella mas.
Y ahora lo comprendo, no eran líneas sino renglones sobre los que Adara escribía sus relatos.

Volveré a mirar las estrellas, no para dibujar sino para leerlos.

Gracias :-)


Un abrazo!

Brenda van noort dijo...

Nice blog babe!

X. Brenda

www.givelivelovelife.com

Brenda van noort dijo...

Gorgeous pictures, and nice blog babe!

X. Brenda

www.givelivelovelife.com

Explorador dijo...

Me gusta, está escrito con calma, pero con pasión. Y es una buena mezcla. El inicio me recuerda un poco a los minicuentos de Eduardo Galeano.

Y luego vas tejiendo con sueños una gran entrada, que nos hace volar e imaginar. Gracias

Un abrazo :) Ah, y brindo por esa mariposa ;)

VANESSA dijo...

Entiendo perfectamente a Adara. Es mejor consevar esa inocencia de creer en todo, y dejar lo malo a un lado, aunque a veces cueste mucho esfuerzo. Qué sería de nosotros sin creer en nada??
Besoss

Esther dijo...

Me ha encantado :) Desgraciadamente eso de las promesas lo he vivido. Alguien que te promete algo y luego, no lo cumple. Me pregunto por qué hacen eso, si luego no se lo toman en serio; con las promesas no se juega.

Por cierto, ¿la de las fotos eres tú? Geniales también.

Un saludito y encantada de conocer tu espacio. De verdad, pásate por el foro cuando quieras. Estoy segura de que te inventarías grandes historias también por allí :)

Ezequiel Toscani dijo...

Buenas noches, me encantó tu blog!

Realmente soy nuevo en esto y no sé cómo hacer que las personas me lean, o cómo difundir mi blog. Te invito simplemente para que te pases por el mío y si te gusta nos seguimos. Por ahora sólo tengo una entrada, pero los temas que hablaré serán de diversos tipos: amor, relaciones, tecnología, autoestima, consejos para las primeras citas, consejos para decirle chau a la obesidad, etc. Hablaré de todo que esté conectado con las relaciones entre las personas.

http://ezequieltoscani.blogspot.com.ar/

Ezequiel Toscani.

Verónica C. dijo...

Ella teje y sabe que las musas son caprichosas y que sin una base de vida y observación son esquivas.
Adara teje lunas y sueños, las promesas incumplidas las teje en dorado para que no se pasen por alto, para que quede constancia y luego se cose la herida y sigue mirando al luna mientras espera en silencio que las alas de mariposa sean fuertes para volar...

Besos querida, qué hermosas tus letras

Ehse dijo...

Como Adara, te imagino como esa niña que siempre se maravilla con lo que encuentra, porque sabe reconocer el valor en todas las cosas.

No dejes nunca de tejer.

Un beso!

fus dijo...

Las promesas se la llevan el viento. Solo las tejedoras de ilusiones y fantasias llegaran al èxito.

un abrazo

fus

Francesita dijo...

Acabo de mudarme de tropiezos-trapecios para aquí... Me ha llamado la atención lo de <> y lo de <> Pues me encantaría ver la linda mariposa que saldrá del capullo! ^^

¡Adieu!


Little dijo...

Dios mío, qué fotos más chulas! Ojalá supiera yo hacer eso! O aunque no supiera... queda precioso!

Valentina dijo...

Hola favole, vengo despues de que te posaras en mi blog, me gusta mucho esta entrada en especial, bonita forma de contarlo y bonitas las fotos que la adornan, te dejo la direccion de mi otro blog por si te apetece pasarte http://lanochedeela.blogspot.com.es/

Drywater dijo...

Y tendrá unas alas policromadas de belleza indescriptible, como estas líneas. Espero que nunca pierda las agujas. Adara nunca da puntadas sin hilo.

Un abrazo

María dijo...

El telar de Adara tiene la magia de las noches en aquelarre de la luna llena.
Tiene la magia de tu corazón que se reinventa cada segundo en el primer destello de luz de cada suspiro.
Musa, intensa, extensa y magnífica... teje pacientemente el corazón de corazones que nos salve a todos.
Te quiero, mi niña.

Flowher dijo...

Muchas gracias por tu visita en mi pequeño y humilde blog. También muchas gracias por tu bonito comentario y por seguirme.
Me he estado entreteniendome mucho por aquí y con tu permiso también te voy a seguir ^^

Espero volver a leerte pronto. Un besazo enorme guapa :)

PD: Adara se merece un descanso, demasiado trabajo :P

don Gerardo de Suecia dijo...

Muy bonito su blog!<Saludos desde Suecia!

Jesús García dijo...

Tejer y tejer, poco a poco, puntada a puntada es como los sueños se hacen realidad.

Una alegoría muy acertada.

Un abrazo
Jesús

Anaid Sobel dijo...

Me ha gustado conocer a Adara aunque la recuerdo quizá de algún sueño, no lo se.
Gracias por pasarte por mi Palacio de Plata, creo que yo me haré asidua por aquí también.
Siempre serás bien recibida allí.


Besos plateados^^