martes, diciembre 16, 2014

NAVI(E)DADES


27 navidades… Nunca me dijeron que eso es lo que tarda la muerte en presentarse de golpe, en entrar sin pedir permiso y sin dar explicaciones…e irse de la misma forma.
Tan solo recuerdo que, tras el sonoro portazo…
ya no estabas.
Y es que el colmo de los colmos en este mundo es ese extraño momento en el que te haces preguntas, sugieres o reclamas respuestas y la vida, al otro lado de la línea, te pone el hilo musical.

28 navidades tardo en entender el verdadero significado de la frase “el cielo se ha derrumbado”, en descubrir y soportar el peso del mundo…de mi mundo.
Eso es lo que tardo en darme por completo, en abandonarme, en entregarme y deciros:
“Aquí estoy…llevároslo todo.
Llevaros mi carne, llevaros mis venas, mis fluidos, mis huesos, mi sangre, mis órganos, mis latidos, mis anhelos, mis fracasos, mis sonrisas ladeadas, mi fe, mis palabras, mis cuentos inacabados, mi Tierra Prometida, mis reflejos, mis faros, mis lunas, mi dulzura.
Llevaros  mis risas, mis amuletos, mi aire, mis lágrimas, mi coraza 1, mi coraza 2, mi coraza3,  mis tormentas, mis carruseles, mis besos, mis mordiscos, mis azules, mis grises, mis gemidos, mi atalaya, mi agonía…
Llevaros el árbol, llevaros la estrella, llevaros el pesebre, llevaros las luces de las calles…
Llevároslo TODO.”
Pero dejad de fingir…dejad de fingir que este vacío no se merece también su espacio. Dejad de cubrir mi desnudez con un manto de carencias que no me pertenecen.

29 navidades, eso es lo que tarda el alma en desgarrarse y gritarle al viento que aún necesito poesía.
Que necesito que me estallen los pulmones y que ardo en deseos de desangrarme sobre el mundo…sobre mi mundo.
Que soy la hija proscrita de algo de lo que ni siquiera conozco el nombre.
Que sigo luchando del lado de aquello que ni siquiera sé si existe.
Que sigo convencida de algo que ni siquiera puedo explicar…
y que me cansa  ir cambiando continuamente el miedo de sitio.
Que tan solo soy una idea bastarda de la existencia,
que se marchita,
se afixia,
se descompone  
      
 y desaparece. 

Y los míos me miran desde un rincón y me dicen: “ya no eres la misma”.
Y yo…me miro desde un rincón... y tan solo veo un espejo de feria deformado, la sombra de un invierno condenado eternamente a vagar sobre la tierra…buscando lo que perdió.
29…29 navidades y aún no sé controlar el fuego, ni la fragua que forjó este caballo desbocado al que llamo corazón.

30 navidades, eso es lo que tardo en mirar a la muerte a la cara y decirle: “ya no te tengo miedo”.
Eso es lo que tardo en darme realmente por completo, en abandonarme, en entregarme y deciros:
“Aquí estoy…llevároslo todo.
Llevaros mis luciérnagas,  llevaros mis ángeles, mis demonios, mis silencios, mis letras, mis gritos, mis improperios, mi rebeldía, mi luz, mi oscuridad, mi fuerza, mi fragilidad, mis piernas, mis alas.
Llevaros mi sexo, mi pasión, mis ansías, mis verdades, mis mentiras, mis medias mentiras, mis medias verdades, el día que marqué en el calendario, mi niñez, mi voz, mi odio, mi amor, mis secretos, mi locura
y  mis pozos llenos de deseos QUE NO SE CUMPLIERON JAMÁS…jamás.” 
 Llevaros el árbol, llevaros la estrella, llevaros las luces de las calles, llevaros todo el pesebre…

Pero dejad de fingir… dejad de fingir que no os habéis dado cuenta de que soy la misma que volvió, pero no la que se fue.
Si queréis, llevároslo TODO.

Pero dejad de fingir 

 que no estamos deshabitados.



                                                                                           Favole Molpe la Musa




6 comentarios:

nopierdastusrecuerdos dijo...

Siempre eres la misma que vuelves, porque en realidad nunca te fuiste. Los incondicionales te llevamos puesta!! "No me la envuelva, que me la llevo puesta" jajaja. Abrazos favole y a por la próxima navidad.

nopierdastusrecuerdos dijo...

Siempre eres la misma que vuelves, porque en realidad nunca te fuiste. Los incondicionales te llevamos puesta!! "No me la envuelva, que me la llevo puesta" jajaja. Abrazos favole y a por la próxima navidad.

Ninivé dijo...

Se podrán llevar todo, allá que se lo repartan entre la nada y la muerte, pero lo que les da rabia es que lo mas importante no pueden arrabatarnoslo!
Y tus palabras resuenan como Tannhauser resquebrajando sus cimientos, abriendo la tierra y hundiendo la nada en su miseria, porque tu presencia es sencillamente, vida!
Y seguiremos uniendo puntos hasta el infinito y mas allá!!!
Un aristogático e forte abrazooooo!!!!

Beauséant dijo...

es imposible pasar por algo tan extraño como la vida y no cambiar por el camino.. más heridas, más golpes y, con suerte, un poquito de sabiduría...

Sombrerero dijo...

Las Navidades se suceden, unas tras otras, con diferentes protagonistas, diferentes historias, sensaciones, experiencias...

Quién sabe cuántas Navidades necesitaremos para aprender quién sabe qué... Lo importante es vivir con intensidad cada momento, disfrutar de los buenos, y reforzarse tras los malos.

Genial intensidad, pasión... Buen reflejo de tu fuerza de Diosa.

Ámote.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Todo podrá ser arrebatado, todo puede el tiempo diluir, pero si hay algo seguramente que nadie podrá, es que mientras viva, estarás en mi corazón y mis recuerdos.

Un beso Maga de mi corazón, me duele leerte así.

Beso inmenso.

Juan